domingo, 7 de diciembre de 2008

Moulin Rouge.


Estoy pasando el puente perreando en casa, que falta me hacía (aunque aún tenga que preparar unas cosas para el cole), y ayer por la tarde me dediqué a ver por enésima vez mi película favorita.

Aunque está ambientada en el París de 1900, la película se rodó en cinco estudios de la Fox en Australia, donde el genio de Baz Luhrmann creo esta obra maestra.

La crítica de entonces dijo de la película que o te gustaba mucho o no te gustaba nada. A mí me encantó, tanto que fui a verla cuatro veces al cine, porque esta peli pierde un poco en la tele, ya que la espectacularidad de los bailes, la puesta en escena, los decorados, los coloridos, el sonido y todos los efectos, se lucen más en la pantalla grande. Pero a falta de pan…

El caso es que uno de los mayores aciertos de la película son: por un lado la selección de los actores y por otro, la selección de las canciones (y la mezcla de ellas).

Nicole Kidman está que se sale (incomprensible que no le dieran el Oscar y luego se lo concedieran por “Las horas”). Tiene una entrada triunfal como la estrella indiscutible del “Moulin Rouge” cantando “Diamonds are the girls best friend” y luego borda todas las interpretaciones que hace (memorable la escena en el elefante en la que confunde a Christian con El Duque). Una excelente voz y magnífica bailarina.

El bohemio Ewan McGregor tampoco se queda atrás, tiene una voz prodigiosa y le da un punto muy simpático e ingenuo a su interpretación del joven y pobre escritor enamorado de la cortesana. Memorable también en la escena anterior cuando interpreta “Your song”.

Pero sin duda alguna, es Jim Broadbent el mejor de todos, con su astucia para desenredar los enredos y conseguir persuadir y engañar al Duque cada vez que Satine le da plantón. Su actuación también merecía un Oscar (que tampoco le otorgaron) aunque sólo fuera por liarse un mantel en la cabeza a la vez que interpretaba “Like a Virgin". Simplemente genial.


Como genial es la escena en la que convencen al Duque (magnífico también Richard Roxburgh) de que invierta en el espectáculo bohemio al ritmo de “Spectacular, Spectacular”, o la que el argentino inconsciente interpreta el tango de “Roxanne”, o aquella en al que los amantes inventan la canción secreta “Come what May”, o aquella otra en la que Satine, resignada, va en busca de Christian al son de “The show must go on”, o todas las demás.


Pero si tengo que elegir una, me quedo con el “medley” del elefante, cuando Satine ya no puede resistirse y cae rendida en los brazos del joven que defiende los ideales de “Belleza”, “Verdad”, “Libertad” y, por encima de todo, “Amor”.



Si no sabéis qué hacer una tarde de estas, os la recomiendo.

8 comentarios:

Treintañera dijo...

Que me gusta la pelicula!!! Y la música!!!
Opino igual que tú sobre la elección de los actores y las canciones que dan vida a esta pelicula.
En pocas palabras...espectacular!!
Hace poco la pusieron por la tele y por supesto ahí estaba yo! A llorar un rato!

la teacher dijo...

Uff, y a mí, tebé. Me encanta.

Yo me quedo con el crujío impresionante de Roxanne.

Bss

Pilas

Elena dijo...

Treintañera es que ahí está la clave: de pronto te estás partiendo de risa que estás llorando a moco tendido.

¡Pilas! Qué alegría verte por aquí;-) y sí, la escena de "Roxanne" es una de mis favoritas aunque agobie un poco.

julia dijo...

Una de mis peliculas favoritas y tal y como tu dices podria verla una y otra vez ainnsss que pelicula tan bonita ainnnssss...
Ese tango...

julia dijo...

Como me emociona la escena que has puesto ayy...los pelos de punta.

Ada dijo...

Elena ... te va a sorprender, pero yo no he visto todavía la película, con lo cual he leído tu post por encima para que no "me la chafes" jajaja.

Cuando la vea, prometo decirte qué me ha parecido.

Besicos

Elena dijo...

Ada! No me lo puedo creer! Pues corre a verla que verás cómo te unes al club :D Ya estamos unas cuantas: treintañera, Pilas "la teacher", Julia... tú serás la próxima ;-)

Sergio DS dijo...

La película es espectacular, la banda sonora en línea, merece todos sus premios.

¿Cuántas veces dices que la has visto?
;)