martes, 24 de febrero de 2009

¡Relájate!



Como llevo un mes fatal y los malos ratos en el trabajo me están pasando factura (así me lo confirmó la doctora la semana pasada), mi hermana me había preparado una sorpresa para esta tarde (me ha venido genial, porque después del día de ayer y el de hoy, lo necesitaba).

Me ha llevado a un sitio pijísimo donde, además de muchas otras cosas, dan masajes.

Es la primera vez que vamos a un sitio de estos, así que hemos cogido el “integral”, porque nosotras lo valemos, ¡ea!


Había que vernos mientras esperábamos a los masajistas, mejor dicho: había que verme, porque mi hermana se ha relajado en seguida, pero yo no podía y no terminaba de encontrar la posturita. Pero en cuanto han empezado a trastearnos, con las luces casi apagadas, las velitas y la musiquilla de fondo, me he quedado súper a gusto. Vamos, que le he dicho que la semana que viene volvemos otra vez.

Por cierto, el sitio en cuestión se llama “Las Anforas”, por si os interesa ;-)

5 comentarios:

Nunca dejes de sonreír dijo...

Interesante!

Gracias por la recomendación!1

alma máter dijo...

¡¡¡Qué gozada!!!!... ainsss lo bien que me habría venido algo así ayer.... aunque no se yo, porque tal y como estaba... lo mismo hubiese mordido al masajista..jajajaja...

Besitos.

julia dijo...

No hay nada mejor para recuperarse del cansancio y del agotamiento, así que repite cuando puedas jejeje..un besazoooo

Saritisima dijo...

Asi esta mejor: mas "pijotadas integrales" y menos "barsinson" q t complique la vida. Me apunto el sitio ;-)

besotes

Elena dijo...

Uff! La verdad es que para olvidarme de todo, necesitaría un masaje diario, pero mi bolsillo no me lo permite, jeje.

Me conformo con que la semana que viene hay un día menos (el lunes lo tenemos de "Día del Docente", ya que nos quitaron a San José de Calasanz)y tres de ellos estaré sin Barsinson, que estará expulsado.

Saludos a todas;-)