miércoles, 2 de diciembre de 2009

Superteacher.


El año pasado me metí a la clase de tres años en el bolsillo y me lo pasaba bomba con ellos. Cualquier tontería que se me ocurría la aceptaban como una rutina más y, a modo de juego, se quedaban con todo.

Este año, vino una niña nueva a esta clase. A tiene ciertos problemas y una enfermedad rara diagnosticada y, al principio, no me quería ni ver. En la primera clase conseguí que, finalmente, acariciara al perrito y al conejito que tenemos como mascotas y que hiciera la ficha del libro sin problemas. A los pocos días, A estaba totalmente integrada en las rutinas y ahora, me da un “big hug” con todos los de su clase cuando entro.

Ayer vino otro niño nuevo a esta misma clase. K nació en Japón, su madre es rumana y su padre peruano. Se ha criado entre Japón y Rumania y ahora está en España. Aún no ha cumplido los cuatro años pero parece que tiene dos o tres más de lo grande que es. Ayer fue su primer día de colegio.

Cuentan que se pasó todo el día llorando diciendo que quería irse con su mamá. Hoy decían que estaba más calmado, pero que habían tenido que cerrar la puerta del edificio porque había hecho varios intentos de escape. Yo tenía clases con ellos hoy a última hora.

Al principio ha llorado un poco y me ha dicho lo de que quería irse, pero al rato estaba acariciando al perrito y al conejito. No he conseguido que cantara con nosotros la canción, pero ha estado sentado mirándonos y luego ha hecho la ficha.

No sé, pero a veces pienso que tengo poderes. Lástima que mi curso sea mi criptonita particular…


13 comentarios:

alma máter dijo...

¡¡Ya te digo si los tienes!! Super-Woman-Elenitaaaaaaa jeje...
No veas cómo os admiro a los que os dedicáis a la enseñanza!! Yo con dos no puedo!! no quiero ni imaginarme en una clase con 20 o más...

Mi heroína SIN DUDA!!

Un besote!

Linita dijo...

Desde luego que si... la enseñanza es una de las profesiones más complicadas para mi, desde que soy madre de un terremoto, los maestros son mis héroes...

Un saludo

julia dijo...

Suuuuuuuuuuuperrrrrrrrrr teacher. Estoy convencida de que lo haces genial, lo que pasa es que has tenido mala suerte con tu curso actual, hazlo lo mejor posible y..ya vendrán cursos mejores jeje, muakaaaaaaaaa

Encarni dijo...

Claro que eres una superteacher, que lo sé yo ;) No te exijas más de la cuenta Lenitita, sabes que lo estás haciendo lo mejor que puedes y ya está. Recuerda que somos teachers, no hadas, aunque a veces consigamos milagros... Un abrazo.

P.D.: Yo que comparte profesión contigo sé perfectamente de lo que hablas.

Elena dijo...

Bueno Alma, es que tus peques tienen cada ocurrencia... Un besote para ti también y otro para tus peques (y para su maestr@, jejeje).

Linita, gracias por tu comentario y encantada de leerte por aquí ;)

Julia, ya verás. Vete preparando el traje que ya mismo te toca ponértelo ;)

Encarni, tú además, has lidiado con otro tipo de alumnos, que no sé yo qué es peor... Un beso y ánimo con tus prácticas ;)

Dolca dijo...

Las maestras de infantil pueden con todo, te lo digo yo, y parece que somos las que no hacemos nada, las que menos hacemos y que sólo cantamos canciones dicen. Anda ya.... me gustaría que esas personas entraran en nuestras clases y vieran todo lo que hacemos cada día y como cada niño y niña es feliz. Besosss y ánimo

Jose dijo...

Hola,llegué a tu blog por casualidad, creo q tenemos la misma profesión , yo también doy inglés, y mi expereiencia este año con los de infantil es genial , aunque no siempre ocurre, si la eso fuera igual que bien jajajja. Saludos y gracias por enseñar todos aprendemos de todos. Besos

Saritisima dijo...

Me encanta ver como los buenos maestros os implicais en vuestro trabajo. Seguramente muchos ni lo hubiesen intentado: congratulations

huge kiss

Elena dijo...

Dolca, la verdad que la infantil tiene tela. En este cole voy bien, pero he estado en otros que no veas, de todas formas yo entro un rato, pero reconzco que las que estáis ahí a piñón fijo, tenéis mucho mérito. Un besito y cuídate ;)

Jose, efectivamente la experiencia en infantil es muy variable. Gracias por el comentario y la visita ;)

Sara, con este crío hay que intentarlo todo, no vaya a convertirse en otro Barsinson... Otro kiss for you ;)

Anónimo dijo...

No sé si te das cuenta de la importancia de las historias que nos cuentas. Te lo digo yo, que tengo un trabajo complementario al tuyo y soy consciente de hasta qué punto puede marcar a un/a niñ@ cualquiera de esas experiencias con una "teacher" como tú... son pequeñas historias de restitución en vidas duras, y nosotros, los trabajadores sociales (junto con otros profesionales) vemos otras parcelas de sus vidas (familiar, social...) A veces el conejito o el perrito son símbolos claves de afectividad, y tú se lo estás ofreciendo... Más allá de tu función de english´teacher estás EDUCANDO. Besos

Elena dijo...

Muchas gracias por tus palabras (qué bien te expresas, leñe!), sabes que admiro mucho tu trabajo (y a ti), por eso agradezco y valoro mucho más tus palabras.

Un besaco ;)

Vicky dijo...

Esta claro que tienes poderes mágicos, haces que los niños se vean arropados y se calman con las caricias a esos peluchitos, ellos consuelan su pena al pobre animalito.

Muy bien, seguro que los peques te devuelven con creces lo que tu haces por ellos, seguro que te quieren mucho.

Por que tu lo vales!!!

Un besazo buena teacher

Elena dijo...

Vicky otro besazo para ti ;)