miércoles, 1 de septiembre de 2010

Privilegios.




Una de las cosas que más me gustan de estos primeros días de trabajo sin niños es que, como no tenemos recreo, buscamos un ratillo para juntarnos y tomarnos un café. Así, nos ponemos al día con nuestros compis y conocemos a los nuevos. Es en estos ratillos donde más se estrecha nuestra relación, ya que en algunos casos el contacto con algunos compañeros se limitará a verlos en un claustro y poco más. Es la desventaja de trabajar en un centro que imparte también el Primer Ciclo de Secundaria y obliga a tener horarios diferentes.

Hoy había mercadillo en Siberia y, para mi asombro, las calles no estaban tan concurridas como de costumbre, pero al pasar cerca del parquecito que construyeron en el pueblo hace apenas un año, empezamos a ver caras conocidas.

Entonces escucho un efusivo “¡Maestra!” Somos varias las que miramos al parque, pero entonces una vocecita grita “¡Teacher!” Jeje, ésa soy yo, y luego un “¡Seño Elena!” Ajá, ésa también soy yo, y al momento me encuentro dando besos a mis alumnos. Cómo han crecido, es increíble. Alguno de los míos intenta hacerse el despistado y me saluda desde lejos, pero cuando lo llamo con la mano, viene también a saludarme con un poco de vergüenza. Y así se ameniza mi paseo a la cafetería. Ya de vuelta me encuentro también con un par de madres que me comentan las ganas que tienen de que empiece el colegio.

Empezamos a funcionar en el cole. Los compañeros de Secundaria tienen exámenes que hacer y corregir y a los de Primaria nos esperan unos días duros adecentando las aulas (este años nos hemos encontrado con la grata sorpresa de que ya están limpias), organizando los lotes del programa de gratuidad de libros de texto (que es una de las cosas que más quebraderos de cabeza nos darán), planificando actividades, preparando las programaciones y mil cosas más que irán surgiendo.

A las dos en punto nos despedimos hasta mañana. Como he sido madrugadora, he pillado uno de los dos sitios donde a esa hora hay sombra, bien. Me dispongo a salir del pueblo y desde la acera, Barsinson me saluda con una sonrisa.

A ver quién puede presumir de una bienvenida tan grata en su vuelta al trabajo.

;-)

12 comentarios:

Javier dijo...

Hola Elena. Se recoge tu buen deseo y lo comparto.

Mi primer día en el cole nuevo: presentaciones, charlas, presentaciones y charlas... Fui el segundo en llegar, claro, y más tarde de las diez aún seguían llegando, pero esto se ve en muchos sitios. Sorprendentemente no se han repartido las clases todavía, así que... todavía no me hago a la idea que hemos entrado en faena, jejeje.

La cosa está entre un 2º, un 4º o apoyo. A ver mañana...

Ciaoooo!!!

Encarni dijo...

Me alegra verte contenta Elena. ¿Ves como el negativismo del otro día no era para tanto? Pues nada, a empezar el curso con ganas y que todo te vaya muy bien. See you!! :)

Lileth dijo...

Hombre, pues lo mío desde luego ha sido más parecido a la jungla...

SaRiTiSiMa dijo...

Creo q el privilegio es d ellos por tener una maestra como tu Elena, q se te ve tan comprometida con tu labor y eso no pasa desapercibido.

Y el lujo para ti q te conozcan e incluso te llamen por la calle: antaño yo vei a uno d mis profes y salia disparada para el lado contrario!!. Lo dicho Elena, feliz vuelta al cole. Huge kisses

Elena dijo...

Vaya Javier, pues a ver si sales satisfecho del reparto. Yo ya sé que tengo 4º, pues sigo con mis niños. Ya nos leemos ;)

Bueno Encarni, siempre da alegría encontrarte con los críos, los problemas vendrán después, o quizá no... ojalá. A ver qué tal tú ;)

Lileth, pues ya nos contarás de la flora y fauna de allí ;)

Jaja, Sara, los míos se acercan porque sigo siendo su maestra y para los peques, soy "la teacher", es decir, la que habla raro, les cuenta cuentos con marionetas y les enseña canciones y juegos. Otro kiss for you ;)

Sonia dijo...

Parece que hoy ha sido un buen día.Me alegra que hayas salido contenta.A ver si sigue así por mucho tiempo.Saludos

Elena dijo...

Gracias Sonia, sé que me espera un curso difícil (al igual que los dos anteriores), pero intentaré hacerlo lo mejor posible ;)

Edelia dijo...

A mi también me encantan estos días. Como todo está por hacer, piensas que será perfecto.
Un besico

Elena dijo...

Buen curso a ti también, Edelia ;)

Javi dijo...

Hola Elena,

Un profesor mio cada año al llegar el primer día a clase solía decir: "Siempre es agradable veros las primeras horas de clase del primer día, luego ya volveremos a la normalidad y os odiaré", espero y deseo que no sea tu caso y tus alumnos (y sus padres) sean personas educadas y correctas.

Es la primera vez que me paso por aquí y espero volver a menudo

saludos

-javi-

Elena dijo...

Gracias por tu visita Javi. Desgraciadamente, ése que comentas es mi caso con los críos de mi tutoría (y con algunas madres), pero van mejorando, o eso espero...

Sergio dijo...

Espero que la vuelta al cole sea tan gratificante este año.