lunes, 9 de septiembre de 2013

Relax!



Pues llegó septiembre y la vuelta al cole.

En Andalucía, los niños empiezan mañana, pero los profes empezamos el lunes pasado.

El comienzo de curso siberiano ha sido horroroso. Mi cargo me ha dado muchos quebraderos de cabeza y ha sido incluso peor que el del año pasado. Si a esto le añadimos que estamos de obras (ya conté algo en la entrada anterior), pues el caos es bestial.

Llevo toda la semana pasando las tardes frente al ordenador organizando papeles y arreglando los horarios (todo el trabajo que me pegué en vacaciones ha servido de poco), por lo que apenas he estado pendiente de la televisión. Me perdí el momento “Madrid is eliminated”, en directo, pero luego lo he visto hasta en la sopa. Igual  que el momentazo del “relaxing cup of café con leche in Plaza Mayor”…


La verdad es que escuchando a esta señora, se le quitan a una todos los complejos sobre su acento andaluz cuando habla inglés… pero también es imposible no sentir vergüenza ajena…


En fin, que aunque tengamos al alumnado de infantil en la otra punta del pueblo; al de primaria y secundaria separados por una obra; el patio reducido, los ruidos y las máquinas allí mismo; el comedor en la otra punta; al del transporte poniendo pegas para las paradas; y lo que peor llevo: parte de mis compis con una actitud muy negativa hacia todo; tendré que relajarme y llevar el curso lo mejor posible.


Y sí, visitaré Madrid en breve, pero no precisamente para tomarme un café con leche en la Plaza Mayor





4 comentarios:

Sonia dijo...

Paciencia Elena.Tu eres una super teacher y puedes con todo.Seguro consigues sacarlo todo adelante.Besitos

Ana dijo...

¿Para comerte un bocata de calamares entonces?...es que en Madrid son lo mejor.

Buen inicio de curso pese a los pesares.

Encarni dijo...

Pues hija, ¡qué te voy a decir! No queda otra que llevarlo lo mejor posible... ¡Muchísimo ánimo! You can! ;)

Azulceleste dijo...

Sentir ridículo por tener acento andaluz? Compararlo con el ridículo de la Botella? Imperdonable!!
Me siento orgullosa de mi acento andaluz, es mi tierra, son mis raices!!!
Maestra, reflexiona sobre eso. Que ejemplo das a tu alumnado?