miércoles, 6 de mayo de 2009

Rima.


No sé por qué, pero esta rima (que mi profe de literatura de 2º de BUP se tiró toda una clase analizando) me gusta particularmente. Hay otras muchas que me gustan de Bécquer, pero hoy, escojo ésta:



VII

Del salón en el ángulo oscuro,
de su dueño tal vez olvidada,
silenciosa y cubierta de polvo
veíase el arpa.


¡Cuánta nota dormía en sus cuerdas,
como el pájaro duerme en las ramas,
esperando la mano de nieve
que sabe arrancarlas!


¡Ay! -pensé-. ¡Cuántas veces el genio
así duerme en el fondo del alma,
y una voz, como Lázaro, espera
que le diga: «Levántate y anda!»


9 comentarios:

Nunca dejes de sonreír dijo...

A mi me gusta Becquer y en especial me encanta esta! gracias por recordarmela una vez mas!

:D Un besazo!

alma máter dijo...

Me encanta Becquer!!
Yo también guardo buenos recuerdos de mi profe de Literatura.

Un beso fuerte.

julia dijo...

Que bonito...un besazooo

Elena dijo...

Besitos a las tres ;-)

Dédalus dijo...

Conocía el poema, no en vano Bécquer era de obligada lectura in illo tempore... Pero, casualmente, lo volví a leer hace unos meses. Buscando uno sobre los besos, me topé con él, y lo volví a apreciar...

Un beso, Elena.

Vicky dijo...

Me ha gustado mucho, a veces soy como esa Arpa, y escucho desde lo mas hondo a un canario que me canta muy muy fuerte: Levántate y anda!!!

Besitos guapa profe!!!

Elena dijo...

Besitos a vosotr@s también ;-)

Nunca dejes de sonreír dijo...

Que te sea leve la fisio y que tengas un buen fin de semana, cielete!

Un besazo!

Elena dijo...

Creo que mi visita a la fisio se merece una entrada...