viernes, 10 de julio de 2009

Campanas de Jaén.


Estaba pensando en hacer una entrada sobre la leyenda del “lagarto de Jaén” que ha entrado a formar parte del “Patrimonio cultural inmaterial”, pero la actualidad manda, así que otro día os la cuento.

Resulta que un vecino de Jaén, lleva diez años quejándose del tañido de las campanas de la Catedral y ahora, ha conseguido que le den la razón ya que han medido los decibelios y se ha comprobado que, efectivamente, superan los niveles establecidos. Por tanto, el cabildo de la Catedral tiene que encontrar soluciones técnicas para que la llamada a misa no sea tan ruidosa, pero según las declaraciones en prensa, tampoco parece que acate la orden sin antes agotar todas las opciones.

Como veis, la polémica está servida, pues todos los comentarios que se escuchan y leen hacía el denunciante son bastante despectivos, sobre todo porque al parecer, también ha pedido una indemnización.

Yo, como todos, también opino. ¿Y qué opino? Pues que quizá el hombre tenga razón y el ruido sea insoportable, pero tiene tela tener que modificar ahora el sonido de las campanas de la Catedral (por no hablar ya del cómo) por un vecino, sobre todo ahora que está en pleno proceso para conseguir que sea Patrimonio de la Humanidad.

Lo consiga o no, suenen las campanas más fuerte o más suave, lo que está claro es que es preciosa y una de las pocas en las que (de momento) no hay que pagar para verla. Una auténtica maravilla:



4 comentarios:

julia dijo...

Uy pues si que es bonita, eh? en fin, vaya problema con extraña solución, ya nos irás contando, pero no tengo ni idea de como harán para que las campanas no suenen tanto, que cosa mas extraña jajajaja

Saritisima dijo...

A mi, personalmente, me encanta escuchar el sonido de las campanas pero a la vez, siempre he pensado lo molesto q debe ser para quienes residen cerca... asi q sintiendolo mucho por todo, creo entender el enfado. A ver ahora q hacen: seran capaces de modificar la Ley q establece los decibelios maximos?? jeje... todo es posible no??

Un besote

Encarni dijo...

Como se suele decir... "Nunca llueve a gusto de todos". Seguro que es algo agradable de escuchar de lejos, pero por otra parte comprendo al hombre que tenga que soportar el ruido tan de cerca y tan a menudo. En fin, a ver cómo resuelven el "problema".

Saludos Elena ;-)

Elena dijo...

Pues ayer salió en el Telediario un caso parecido de no sé qué pueblo, como se ponga esto de moda...

Sé que están recogiendo firmas para que las campanas se queden como están, así que ya veremos qué pasa.

Saludos y besitos a las tres;-)