martes, 20 de enero de 2009

Cuando algo se rompe.


Últimamente se han roto muchas cosas a mi alrededor.

Para empezar, mi ordenador se apagó de pronto y sin previo aviso. Menos mal que nada grave, sólo hubo que ponerle un ventilador nuevo y listo, aunque la avería llegó en mal momento, pues justo esos días tenía más tiempo para dedicárselo.

Lo mismo le ocurrió ayer a Capricho, que cuando la cogí un ratillo para compensarla de las dos clases que he tenido que perder desde la vuelta de vacaciones, me di cuenta de que sonaba fatal: resulta que la primera cuerda se había roto. Ya me encargaré de que esté lista para la clase de mañana.

Pero también se han roto otras cosas más importantes y una persona muy cercana a mí está sufriendo mucho. Yo también sufro con ella y lo único que puedo hacer es estar ahí, ya que, desgraciadamente, no todo se arregla comprando un ventilador nuevo o un juego de cuerdas.

5 comentarios:

Treintañera dijo...

Ufff!!!Que mal!!!
Lo siento mucho. Se por experiencia propia que se pasa muy muy mal.
Hay muchos tipos de ruptura. Yo he sufrido dos gordas;
La primera fué con mi primer amor, me costó años asimilar que eso tenía que terminar y cuando se hizo fué un descanso
Pero la segunda, fue como una puñalada hasta el corazón, enamoradisima e inesperada. Lloré amargamente día y noche. Perdía kilos por horas.
Pero darle ánimos. No puedo contar como lo superé porque volvimos y hoy en día es mi "cuasi" marido. Quizás, si esto es lo que se ha roto, no hay que perder las esperanzas.
Besos!!!

julia dijo...

Ainssssss que cosas tiene la vida algunas veces, espero que se anime pronto...tu ayuda a esa persona todo lo que puedas, que los amigos siempre son necesarios jejeje...
Y espero que no se te rompan mas cosas.
Un besazooo

Encarni dijo...

¡Qué tristes e irreparables son esas roturas a veces Elena! Sólo puedo decirte que esa persona es afortunada teniendo a otra bella persona como tú a su lado. Fuerza y coraje es lo que se necesita en estos casos y mirar adelante. La vida nos da golpes, pero hay que intentar ser resistente ante ellos. Sé de lo que hablo porque hace poco pasé por ello con alguien también muy cercano para mí. Simplemente con estar ahí, a su lado, hacemos mucho aunque no lo creamos. Un abrazo y que todo vuelva a su cauce pronto ;-)

Ada dijo...

Estoy segura Elena que esa persona tendrá en ti una buena ayuda.

Ojala las personas y los sentimientos pudieran pegarse cuando se rompen.

Besicos y ánimo para ti y esa persona.

Muack

Saritisima dijo...

Pues tambien estoy contigo en q lo mas importante es q no se rompan las personas q estan cerca d nosotros. No es poco estar ahi, a su lado... t lo puedo asegurar. Besos!!