domingo, 19 de octubre de 2008

Capricho.


Yo tenía 4 años. Estábamos en un restaurante de Granada celebrando no sé qué cuando vino una tuna cantando. Mis padres no tardaron en notar mi ausencia y empezar mi búsqueda por los alrededores. Cuando mi madre me vio aparecer de la mano de mi padre me preguntó:

- “Elena, ¿pero dónde estabas?”
- “Detás de la guitaguita”
, fue mi clara y concisa respuesta.

Y es que, siempre he querido tocar la “guitaguita”. Me moría por coger ésa que mi padre tenía colgada en el salón, pero me tenía que conformar con la que me trajeron los Reyes que, obviamente, no sonaba muy bien.

Los años pasaron y tras varios intentos fallidos por apuntarme a varios sitios, mi amigo Miguel me enseñó los primeros acordes, pero tocara lo que tocara, sonaba siempre igual…

Así que hace tres años me apunté a la Universidad Popular Municipal de Jaén y ahí la cosa cambió un poquito (aunque mi hermana sigue diciendo que todo me suena igual), pero mi destino albojense interrumpió otra vez este caprichito mío.

Este año voy a retomar el curso en la UPM, mañana empiezo. Jeje.

El caso es que cuando me apunté a este curso hace tres años, decidí que tenía que cambiar de guitarra, la del salón tenía el mástil deformado y no tenía fácil arreglo así que fui a comprarme una nueva.

- Lenitita: Buenas, quería una guitarra.
- Dependiente: Sí, un momentito. Vaya usted mirándolas.

Desde el centro de la exposición, noto que una de ellas me llama. Es diferente a las demás, es preciosa.

- Dependiente: Pues para la Universidad Popular se están llevando éstas que son de una marca muy buena y salen muy bien de precio…
- Lenitita: ¿Y ésa?
- Dependiente: Ah, claro, ésa es muy buena también… y más cara.
- Lenitita: Pues quiero ÉSA.

Para una vez que me compro una guitarra, me tendré que dar el gusto, ¿no?

Por cierto, que el modelo se llama CAPRICHO, ni a caso hecho…

8 comentarios:

julia dijo...

Que maravilla poder tocar la guitarra..Ya nos contarás los progresos y genial por ti por comprar la que realmente querías...¿que sería de la vida sin un capricho de vez en cuando? jeje...un beso.

Elena dijo...

Ay! Ojalá que pueda contar por aquí mis progresos, si los hay...

Notengoblog dijo...

Te grabas en vídeo y lo pones en youtube y así vemos como vas. Un abrazoooooooo...

Elena dijo...

Jeje, si además tengo que aprender a colgar vídeos en Youtube, entonces sí que estoy apañá... Por cierto, que día más chungo he tenido hoy en el cole :(

Anónimo dijo...

Elenita me parece que lo he conseguido, se hacer comentarios, jaja, me parece mu bien que hayas retomado la guitarra, teniendo en cuenta que en Málaga dentro de un tiempo vamos a tener metro, ya me buscaré yo un triangulo e iremos a sacarnos unos euros. Un besazo
Soy Manoli, no soy blogger.

Elena dijo...

Jeje, no hacía falta que me lo aclararas, reconozco tu estilo inconfundible. Por cierto, enhorabuena por conseguirlo, publicar un comentario ha sido el primer paso, ahora ya está preparada para crear el tuyo propio :D (esto que acabo de ponerte, es un "smily", es decir, una carita sonriente, sólo tienes que mirarla inclinado la cabeza un poquito hacia tu izquierda).

Jeje, un besaco.

Anónimo dijo...

En el 79, tu y el resto estabamos en Granada, visitando a tu prima la mayor, que por aquella epoca era la unica universitaria de la familia.
Lo de que te fuistes "por las quitarritas" vamos a dejarlo, yo creo que los tunos tenian mas tiron.
Me alegro que estes nuevamente con tus clases espero poder oirte alguna vez.
Besitos

Elena dijo...

A ver, yo me fui detrás de las "guitaguitas", pero claro, los tunos eran quienes las tocaban. No te digo yo que no tuvieran algo que ver con mi escapada...

Un besito Mary ;-)