sábado, 16 de enero de 2010

En una esquina.



En una esquina,
un escrito rezaba así:
(...)

"El último que salga que apague la luz, y que
nunca mire a sus espaldas,
que camine hasta encontrar
otro tiempo, otra esperanza
por la humanidad".




Esta canción se dedicó, hace años, a los que sufrieron el conficto de los balcanes. Hoy, con todo mi dolor, se la dedico a todos los que han sufrido la catástrofe de Haití.

9 comentarios:

julia dijo...

Que pena tan grande....

Encarni dijo...

Yo es poner la tele y ver las imágenes y se me parte el alma. Por eso a veces prefiero no verla.
Rezaremos porque no vuelvan a pasar catástrofes como ésta.

Saludos Elena :)

Saritisima dijo...

A veces me gustaria meter la cabeza bajo el ala y no saber nada del mundo. Aunque esto tampoc solucione los males al menos evita el mal cuerpo. No tengo adjetivos para calificarlo... si es casi una pesadilla para mi, como sera para esos pobres; me quedo aqui... prefiero no seguir pensando. Besos elena!!

Anónimo dijo...

Hoy han rescatado a una niña de 18 meses que aún seguía con vida... para mi ese es el milagro de la vida entre tanta muerte... que siempre se ceba con la gente más humilde. También me da rabia que yo misma solo me haya preocupado por Puerto Principe cuando ha estado a punto de desaparecer...

Elena dijo...

Sí, todavía están rescatando a gente con vida y, hoy mismo, han puesto una fotografía del primer bebé nacido tras la catástrofe. La vida de abre paso, pero ¿qué vida?

Bimbi dijo...

Es increible lo que estamos viendo! pero como dice anonimo aún existen milagros como el de la niña
Besotes

alma máter dijo...

Es horroroso!!!...

Un beso Elena.

Elena dijo...

Pues siguen apareciendo supervivientes bajo los escombros! Desde luego que los milagros existen.

Carlos G.P. dijo...

Cordiales saludos: Mi nombre es Carlos González. He sido profesor de matemáticas y física en la enseñanza secundaria durante 24 cursos. Finalmente, al verme limitado en mi deseo de practicar una enseñanza basada en los nuevos paradigmas, decidí dejar el camino de la enseñanza oficial e iniciar uno nuevo, alternativo al sistema imperante.
Durante años, he podido comprobar como mis alumnos adolescentes enterraban sus sueños hasta hacerlos invisibles. Su entorno les enseñaba que la “seguridad” era lo primero: estábamos creando víctimas. La rabia que sentía ante tal panorama la he trasmutado en creatividad, escribiendo un libro que narra cómo empoderar a los adolescentes:
“Un maestro decide crear un ambiente mágico en su clase para empoderar a sus alumnos. Les ayuda a descubrir los enormes potenciales que habitan en su interior. Les revela un mundo más allá de la mente programada y de las creencias. Para llevar a cabo su proyecto el profesor emplea curiosos trucos...
Los alumnos van resolviendo los enigmas, que el maestro propone de una forma singular. La clase es una creación de todos. El aprender se transforma en una aventura.
Poco a poco, cada alumno se convierte en su propio maestro, en una fuente de conocimiento para él y sus compañeros. La vida se torna mágica: pueden vivirla desde su corazón, sin que las creencias les limiten “
Su título es: “Veintitrés maestros, de corazón – un salto cuántico en la enseñanza-“. En él se plantea un modelo educativo que se basa en descubrir la fuerza interior.
Hoy puede ser ciencia ficción...tal vez una semilla, pero si la nutrimos puede generar una forma totalmente nueva de enseñar, en la que el ser humano deja de sentirse víctima, para sentirse el creador de su propia vida.
Creo que su sensibilidad va en la misma dirección que la mía. Por eso, me atrevo a enviale* mi libro en versión digital. He decidido regalarlo persona a persona o institución a institución. Necesita volar...hacia lugares en los que pueda ser bien acogido. Si lo lee le agradecería cualquier comentario. Todos los amantes de la lectura sabemos que bastan cinco minutos con un libro para saber si es de nuestro interés, sólo le pido ese tiempo. Siéntase libre de enviarlo a las personas o asociaciones a las que este libro pueda ayudar. Gracias por su presencia. Le deseo felices creaciones…
Carlos González
P.D Mi blog es: www.ladanzadelavida12.blogspot.com
* El libro se puede descargar en mi blog