martes, 5 de enero de 2010

Empezamos bien.



Al contrario que el año pasado (que, como viene siendo algo habitual en mi vida desde que era chica, dejé todo para el último día), este año he terminado todo el trabajo antes de Reyes. ¡Yujuuuuu!!!

No sé cómo, pero lo he conseguido.

Este año, tampoco he tenido que echar mano de las medidas de emergencia por el tema de mi espalda y, aunque he tenido que empezar el año con una visita al taller (al parecer fundí el claxon de tanto pitar el otro día porque había un coche delante de mi cochera), sólo han tardado un día en arreglarlo.

Además, esta noche vienen los Reyes y, como era de esperar, he pedido unas cosillas para el piso. También pedí un presupuesto para la reforma (a los Reyes no, claro), pero es demasiado caro, así que tendré que seguir buscando.

Otra cosa que les he pedido es que, por favor, no me vaya a poner mala en febrero (que suele ser un mes muy malo para mí), porque tengo pendiente el concierto de Eros y son muchos años los que llevo esperándolo.



A ver qué tal se portan.

3 comentarios:

Bimbi dijo...

Elena guapa ojala se cumplan tus peticiones. De ponerse mala nada!! que que rabia da cuando estamos esperando algo y justo nos ponemos malos el día antes!
Que bien que hayas hecho todo antes de reyes...yo de lo que me había traido no he hecho nada!!
A los reyes les he pedido mi propia casita, sin tener que estar compartiendo piso, pero me parece que no va a poder ser

Un besote!

Encarni dijo...

Y yo que me alegro de que hayas empezado el año bien. Lo mío es otro cantar, ahora me tocan días estresantes, pero bueno...

Espero que los reyes te echen muchos regalitos útiles para el piso.

Un besito Elena ;)

Elena dijo...

Bimbi, llegó un momento en el que yo también pensé que lo de tener piso propio era imposible y ya ves. No desesperes. Otro besote ;)

Encarni, paciencia que todo pasa y el trance de las prácticas, también. Otro besito ;)